Firma Invitada: Iván Díaz (+QCómics)

Estándar
Un nuevo martes, y una nueva entrega de la sección Firma invitada. Esta vez contamos con la participación de Iván Díaz, prolífico bloggero involucrado en bitácoras tan interesantes y recomendables como +QCómics, Graymalkin Lane, Hemeroteca X-Men y Perdidos por Lost.
Rápidamente, una vez aceptada mi invitación, me hizo llegar la que es su contribución a Aquí Huele a Azufre…: un estupendo artículo de opinión que compara el discurrir de las series mutantes en los 90 con la recién estranada etapa Reload.
Sin más, os dejo con las palabras de Iván, no sin antes agradecerle una vez más su colaboración.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

LOS 90 Y EL RELOAD
Los X-Men de Jim Lee Como mis amigos y conocidos comiqueros saben, hace más o menos un año que estoy comprando muchos (muchísimos) números atrasados de diversas series del Universo Marvel debido a que en mi ciudad abrieron, más bien reabrieron, la tienda de cómics y, con ella, miles de cómics de los años 90 y 80. Gracias a ello he completado huecos en series como Generación X (me faltaban 4 números), Excalibur (conseguí hasta números de la etapa Claremont – Davis), Cable, X- Man, Factor X, Nuevos Guerreros, Vengadores, Motorista Fantasma (por eso de “documentarme” de cara a la próxima película), Caballero Luna, Guardianes de la Galaxia, varios tomos de distintas series, Las historias jamás contadas de Spiderman, etc, etc… Mi visión del Universo Marvel, por tanto, ha ido creciendo paulatinamente durante estos meses, sobre todo en lo que se refiere al subuniverso mutante. Esto me ha llevado a reflexionar un poco sobre lo que nos viene encima ahora con el Reload, ya que vivimos una etapa similar a los 90 en el número de series que se publican, aunque hay muchas diferencias, para mejor, con respecto a lo que ocurrió entonces.

En los 90, las series “hot” fueron varias que se sucedieron en el tiempo: Lobezno de Hama/Silvestri, X – Force (de ROB!) y X – Men (de Jim Lee), Generación X, la Patrulla X de Madureira, la Patrulla X y los X-Men de Alan Davis y Adam Kubert, Masacre… Todas ellas se vieron rodeadas por un sinfín de series y miniseries (que en esta época eran una plaga…) que contribuían a ampliar la visión de conjunto: Cable, Excalibur, X-Man, los X-Force de John Francis Moore, Maverick, Gambito, Mutante X, Alpha Flight… Lo cierto es que, puestos a analizar, resulta muy curioso que, salvo la excepción de Masacre, el Factor X de Peter David y, quizás, la de Lobezno, todas estas series eran “hot” debido a sus dibujantes: Liefeld, Lee, Bachalo, Madureira, etc. El guión no era gran cosa y la mayor parte del tiempo oscilaba entre lo malo, lo correcto y lo medianamente bueno. Y no es de extrañar, las historias eran de guionistas como Lobdell o los propios dibujantes e, incluso, Alan Davis resultó un tanto descafeinado en su etapa en la Patrulla X. Sin embargo, las historias de series como X-Force (post Liefeld), Gambito o Maverick estaban bastante bien, pero eso no les llevó a quedar en el recuerdo de los fans como las series que “molaban”. Y ya no hablemos de series como X-Man, Excalibur, Cable o Mutante X, que contaban con la mala suerte de tener historias mediocres en muchos casos y etapas de dibujantes HORROROSOS (a veces, teníamos que aguantar hasta 7 dibujantes HORROROSOS en un mismo número) que se combinaban con dibujantes correctos muy en la línea de la época (Salvador Larroca en Excalibur, Roger Cruz en X-Man, Tom Raney en Mutante X…).

Si a este panorama de series que no terminaban de despegar y de series en las que lo que imperaba era el dibujo le sumamos que fue una etapa en la que abundaron los fill – in (historias correctitas de 24/48 páginas con dibujantes, generalmente, bochornosos y/o clones baratos de ROB!, Jim Lee o quien fuera) y que las miniseries, que normalmente no eran más que historias correctas y que entretenían, brotaban como si de setas se tratara, lo cierto es que los 90 podrían parecer la peor época de las series mutantes. Y seguramente así sea. A mí es que me cuesta un poco asumir este presupuesto, no porque no lo tenga claro, sino porque quizás disfruté, y disfruto, leyendo esas historias y, salvo algunos dibujantes que me sacan de quicio, las historias me parecen interesantes. Eso sí, quizás porque las leo ahora con perspectiva (al haber comprado un gran número de cómics en este año) y me gusta mucho descubrir detalles con los que se ha jugado en la continuidad posterior. Pero bueno, éste no era el tema.

Alan Davis' Back Este mes comienza en España el Reload Mutante, evento que se caracterizó en los USA por una vuelta hacia conceptos más “clásicos”, menos revolucionarios y, más que nada, por un retorno a la esencia más arraigada de los personajes. Sí, la etapa de Morrison fue una etapa excelente (salvo por algunos detalles hacia el final en los que se veía cierta desgana), pero en Marvel quisieron volver a recuperar la raíz de los personajes no se sabe por qué motivo, pero allá cada uno. Para ello, deshicieron parte de lo que Morrison había establecido y recuperaron personajes, subtramas e ideas que se habían quedado colgadas desde hacía unos tres años. También recuperaron los uniformes de colores, algo que muchos fans han criticado porque no les parece “serio” que alguien vaya por ahí vestido de amarillo, verde o rojo… como si el ir de cuero negro fuera “serio”. Y que conste que a mí me gustan los uniformes de cuero, pero, bueno, que no es más que ropa…

A lo que iba, que esto está quedando ya muy largo. El Reload tiene en común con los 90 el hecho de que volvemos a encontrarnos con tropecientas series mutantes de las cuales sólo 3 ó 4 puede clasificarse de “hot”: la Patrulla X de Claremont y Davis, el Lobezno de Millar y Romita Jr, los Xmen de Milligan y Larroca y, por supuesto, los Astonishing Xmen de Whedon y Cassaday. El resto son series mucho menos superventas, por lo cual podría parecer que son prescindibles como lo eran, en muchos casos, las series mutantes satélites de los 90. Sin embargo, quizás Marvel ha aprendido de sus errores y algunas de estas series son verdaderas joyas (obviamente, muchas no pasan de ser correctitas, pero hablo en conjunto) que dan al lector una oportunidad única hasta ahora en las series mutantes: leer distintos géneros en el universo mutante. Podemos escoger entre series más “negras” o de espías (Madrox, Mística, Distrito X, Rondador Nocturno); historias de adolescentes (Academia X, que nunca me cansaré de recomendar, X23, Infernales, Júbilo); podemos seguir las aventuras en solitario de los protagonistas de las series principales y verles afrontar nuevos retos que, en algunos casos, les cambiarán completamente (Pícara, Gambito); leer historias de corte más clásico (Excalibur); o podemos echarnos unas risas (Cable/Masacre). Toda esta gama de géneros ha cumplido, además, una interesante función: descubrir por qué series se decantaba el público y por cuáles no, lo que ha llevado al cierre de algunos títulos y a la aparición de otros gracias al éxito de historias de corte similar (como la nueva Factor X).

Por tanto, las comparaciones que se han hecho del Reload y los años 90 tienen su razón de ser en que hay muchas (demasiadas) series y, además, algunas son completamente innecesarias (que cada uno juzgue por sí mismo). Sin embargo, esta vez tenemos un panorama distinto: no todas las series parecen contar la misma historia, como pasaba en los 90, sino que prácticamente cada una de las series es distinta de las otras, ofreciendo diversos temas y acercamientos a los personajes. Por tanto, en esta ocasión, parece (y recalco el parece, que nunca se sabe cómo acabará la cosa) que lo que de verdad prima es el guión, la historia, los acontecimientos. Eso no evita que vayamos a disfrutar en los próximos meses de algunas de las páginas más interesantes de los últimos tiempos en el apartado gráfico, no obstante, Alan Davis, John Cassaday, Romita Jr., un remozado Larroca y otros autores más que correctos se encargarán del dibujo.

En definitiva, el Reload ofrece variedad y, como se dice normalmente, en la variedad está el gusto… o no… Lo cierto es que ahora lo que más me intriga es qué quedará de todo esto tras la Casa de (Brian) M (Bendis).

Anuncios

10 comentarios en “Firma Invitada: Iván Díaz (+QCómics)

  1. Desde aquí quiero romper una lanza en la cabeza de Lobdell…, perdón, en favor de Lobdell, vale que el total de su participación en los X-Men fue flojo, pero tuvo momentos incluso brillantes… y lo digo y lo reconozco, el número que más me gustó de Lobdell fue el del patinaje de Xavier y Júbilo…
    Y Morrison…, ¿realmente le extraña a alguien que se lo hayan cargado todo de un plumazo? A ver… ¿quién aparte de él podría seguir con eso (y de esa forma)? Me aburrió bastante toda esa etapa…
    Y ya que estoy, recomiendo fervientemente la nueva serie de Rondador Nocturno, para mi gusto la mejor de todas las actuales… Me ha entristecido mucho el cierre de Distrito X (que me estaba sorprendiendo agradablemente) y me ha alegrado mucho el cierre de Pícara y Gambito… porque no hay de donde sacarles nada, no son lo suficientemente interesantes para mantener una serie regular propia (igual una conjunta, pero en solitario… :P)

    Por cierto, muy buen artículo

  2. Hombre, sobre la serie de Pícara, lo interesante es que se cuenta el pasado, y esta vez de verdad, así que habrá que estar atento. Por lo demás, sí, es bastante prescindible.

    Del Reload espero con ansia el X-men de Milligan, la Patrulla de Davis, el Astonishing de Wheddon/Cassaday, New X-men Academy-X (sin guionistas que nombrar, la sencilla razón de que la serie mola es suficiente) y el Lobezno de Millar/Romita Jr. Un panorama genial, la verdad.
    Qué pena que con el House of M todo queda patas arriba, Davis se ha ido dejando paso a Bachallo (que, la verdad, no están nada mal las páginas que le he visto hacer, mientras mantenga ese nivel…), Wheddon y Cassaday están de descanso, Milligan está metido en un crossover con Pantera Negra y Lobezno está con Daniel Way.
    Ya veremos cómo acaba la cosa.

    En fin, un gran artículo Ivánn, todo un repaso, sí señor, sigue así. Te felicito.

    Rondador, sigue buscando colaboradores tan buenos como este, que los hay pocos. Boing, boing, jejeje.

  3. si es cierto, Ovidio!suerte que tengo de que acepten mis invitaciones!Por cierto, a ver si los de Panini se dignan a publicar la serie de Rondador Nocturno. Y el Lobezno de Maillar y Romita Jr. lo espero ansiosamente!

    Y REFO, cando quieras, ya sabes…será todo un honor! 🙂

    Un saludo a todos!

    David

    P.D: enhorabuena por el artículo, Iván! (y gracias!)

  4. Gracias a todos por los comentarios ^^

    A mí de Lobdell, Eugenio, me gustan bastantes números (el del chiste de la gabardina de Gambito estará para siempre en mi mente). Normalmente, le salían mejor los números de transición que el resto. Morrison a mí me gusta bastante, aunque hay muchos fans de la serie que querrían matarlo 😛

    Ovi, la serie de Pícara no duró mucho en el pasado del personaje. Luego ya pasaron a villanos actuales y ayudó a uno de los XMEN más antiguos (no digo quién) con un par de problemillas y se quedó con sus poderes permanentemente…

    Las series individuales tienen un problema: que rara vez llegan a ser interesantes para alguien más que los seguidores de esos personajes en concreto. Por eso quedan más resultonas las miniseries…

    Ale, pues eso, que muchas gracias!

  5. Esta claro que la actual etapa estya mas equilibrada a nivel creativo, pero hay una cosa que has pasado por alto y que tambien recuerda a lo malo que pudieron tener los 90: la incidencia de los macrocrossovers, que no dejaban a los autores crear con libertad y llenaban de interferencias el buen desarrollo de las series. eso se esta repitiendo, parece que SI hay peligro de que vuelva a ser para mal, como en los 90. Ovidio señala muy bien como ha dejado las cosas house of M. Tiempo al tiempo, pero estan jugando con fuego

  6. Vaya, pues que gustazo de post, como he disfrutado leyéndolo.
    Yo me he vuelto a encontrar con el mundo de los comics precisamente despues de dejarlo a mediados de los 90.
    Osea, el tema de la crisis por la saturación de colecciones, muchas de ellas basadas simplemente en un dibujo espectacular, y enfocadas en los macro-mega-super-giga crossovers y en el entrecruzar los personajes de distintas colecciones a lo bestias sin un argumento que lo respaldase, pues creó que fue la consecuencia lógica de todo ello.
    Y… me entra un poquito de miedo… ¿volverá a pasar lo mismo?.
    Joer, ahora que he vuelto, a ver si la volvemos a cagar!!!.
    Ah, y por cierto, tambien he vuelto a postear en el blog tras cinco mesecitos de nada, jejeje.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s