Tot ziens, Holland!

Estándar

Casi sin darme cuenta, casi sin tiempo para disfrutar lo vivido durante la semana pasada,  ya estoy de vuelta, rodeado del caos consustancial a Madrid. Cinco días en tierras holandesas (y belgas) dan para mucho. Un buen montón de recuerdos en la mejor de las compañías: los canales, las bicicletas, las luces de neón, el Vondelpark, el Rijksmuseum, el Van Gogh Museum, Gante, Brujas, La Haya, Scheveningen,… En definitiva, cinco días de desconexión absoluta de la red de redes, del día a día laboral, de lo cotidiano…

Como no podía ser de otra forma, tras el merecido descanso regreso cargado de renovadas intenciones, entre las que destaca aportar alguna que otra línea a esta maltratada bitácora, condenada a una aperiodicidad indeseada, pero prácticamente inevitable.  Entre los temas a tratar, espero prestar la atención debida a un artista que en los últimos tiempos me viene fascinando: Paul Pope. El haber recibido como inesperado y gratísimo regalo el libro Pulphope, a medio camino entre el ensayo y la antología, no hace sino aumentar mi fascinación por un personaje llamado a marcar una época.

Quedan en el tintero hipotéticos artículos o posts centrados en Firefly, ese maravilloso y fugaz producto televisivo alumbrado por Joss Whedon, la cumplida reseña de Zodiac, muy recomendable película dirigida por el imprescindible David Fincher (Alien 3, Se7en, The Game, El Club de la Lucha, La Habitación del Pánico) y, por supuesto, comentarios varios acerca de mis últimas lecturas comiqueras. Por cierto, IvanN, no me olvido de la enésima cadena bloggera a la que amablemente me has invitado (¡maldito!). Ya está casi terminada mi “eslabón”. 

Como indicaba en líneas precedentes, un buen montón de propósitos que espero cumplir de forma gradual.  Será cuestión de tiempo averiguar si esta enésima declaración de intenciones se la lleva el viento, o si por el conrario termino por encontrar el tiempo suficiente como para cumplir mi palabra…

Un saludo y hasta pronto! (eso espero) 

Descansa en paz, Juan Antonio

Estándar

De piedra. Así me he quedado cuando leí el sms que Tomás, amigo y “rosaventero” de pro al igual que quien escribe estas líneas, me ha enviado esta misma noche. En el mismo, me informaba del fallecimiento a los 41 años de edad de Juan Antonio Cebrián. Periodista, escritor, locutor radiofónico y creador de ese maravilloso programa llamado La Rosa de los Vientos, me condenó a lucir durante muchos años unas gozosas y pronunciadas ojeras, propiciadas por escuchar hasta bien entrada la madrugada un icomparable compendio radiofónico, compuesto por retazos de Historia, de misterio, de cine y literatura, en forma de míticas secciones como “Pasajes de la Historia”, “La Zona Cero” o “Materia Reservada”, que depararon a numerosos oyentes incontables e impagables minutos de entretenimiento.

Poseedor de un carisma innato, hacía gala de un talento incomparable para que los oyentes se sintieran miembros y partícipes de una familia que, desde los tiempos de “Turno de Guardia”, precursor de “La Rosa de los Vientos”, fue creciendo año tras año. Pese a los horarios intempestivos, al ridículo ninguneo al que por momentos fue sometido por los responsables de la parrilla de Onda Cero, pese a numerosas trabas y dificultades…

Este talentoso comunicador logró romper los límites radiofónicos para regalarnos colaboraciones semanales en la revista de El Mundo, desde su columna Pasajes de la Historia, numerosos libros como La aventura de los conquistadores, Los Borgia, El misterio de Tutankamón,  El mariscal de las tinieblas, La aventura de los romanos en Hispania, o su pasajera incursión en los kioscos, mediante la revista LRV

Una trágica pérdida para el periodismo nacional, para sus numerosos lectores, y  para la legión de seguidores incondicionales de La Rosa de los Vientos. Descansa en paz, Juan Antonio, y muchísimas gracias por tantos años de simpatía, cercanía, complicidad, entretenimiento y afán divulgador.

Un saludo y hasta siempre.  

Enlaces de interés:

Página web oficial de Juan Antonio Cebrián.

Comunicado de Onda Cero.

Una de cal, y otra…

Estándar

Pongámonos en situación: martes, ocho de la mañana, en un vagón del Metro de Madrid, y padeciendo un estado semisomnoliento que me impedía aspirar a cualquier tipo de actividad intelectual, me topé con la visión que ilustra este post. La imagen en cuestión se corresponde con la portada del diario 20minutos, uno de los muchos periódicos gratuitos que se publican en la capital. La primera reacción, esbozar una sonrisa. Y es que uno no puede evitar alegrarse de que el llamado “noveno arte” (concretamente, la inauguración del Salón del Cómic de Asturias) encuentre un pequeño hueco en la portada de una publicación distribuida a nivel nacional.

Pero tras prestar mayor atención, me sorprendo con un pequeño avance de la noticia, en el que se puede leer “Todo sobre el cómic alternativo. Hoy se abre en Gijón el Salón del Cómic de Asturias, dedicado a lo poco comercial”… Dejando a un lado lo inspirado que haya estado el redactor de dicha frase, no deja de resultar curioso que la misma estuviera ilustrada con una imagen de Pícara, miembro de los X-Men, o La Patrulla-X, colección que no destaca precisamente por su carácter “alternativo”. Por desgracia, no pude hacerme con un ejemplar del periódico para comprobar el contenido del reportaje. Sin embargo, en cuanto pude disponer de una conexión a Internet, accedí a la edición digital de 20minutos, donde daban cabida a la noticia en cuestión.

Bajo el título “Las viñetas más alternativas”, y la imagen inmediatamente anterior a estas líneas, el periodista de 20 minutos realiza un breve comentario acerca del Salón del Cómic del Principado de Asturias: “El mundo del cómic, tras grandes épocas de crisis, está viviendo ahora una edad de oro: gana nuevos lectores y una gran consideración cultural. Este buen momento se aprecia en la creciente cantidad de ferias dedicadas a la historieta. Uno de esos eventos, el Salón del Cómic de Asturias…”.

Efectivamente, parece que el cómic está viviendo un buen momento en España, y no menos cierto es que están proliferando salones del cómic por toda la geografía nacional. Pero lo que parece obviar el redactor del artículo es que el Salón de Gijón vivirá desde el día de hoy su trigésimo primera edición. Un bagaje lo suficientemente respetable como para prestarle la atención debida. En cuanto a la imagen que ilustra el artículo, Lobezno, Pícara, el Dr. Extraño, o Usagi Yojimbo… cómic alternativo en estado puro. En fin…

Continúa el artículo con las siguientes palabras: “…abre hoy sus puertas para rendirle homenaje al movimiento underground, esto es, a las obras y autores que se mantienen al margen de las grandes editoriales y, aun así, han conseguido triunfar en el negocio y entre el público. Este espíritu contrasta con los lanzamientos de la temporada.” Y a continuación, un raquítico resumen de lo que consideran los próximos lanzamientos de Palneta, Panini y Norma, con spoiler incluido. Es decir, nada más lejos de lo que se podría deducir del titular “Todo sobre el cómic alternativo”.

En definitiva, cabe congratularse por la presencia cada vez más generalizada y normalizada de los cómics en los medios de comunicación. Pero no estaría de más un poco de rigor, conocimiento de causa, o asesoramiento, en la elaboración de las noticias, reportajes y artículos que le dedican.

Lo dicho: una de cal, y otra…

Un saludo y hasta pronto! (eso espero)