100%

Estándar

Diría que se trata de una película gráfica. Va acerca de las relaciones, y se desarrolla durante un corto periodo de tiempo, en un lugar muy específico, que es la Nueva York del futuro. Es la historia de seis personas, básicamente, que integran tres parejas. Sus vidas giran en torno a una especie de extraño club de striptease. Así que es la historia de sus interacciones durante un periodo de dos semanas.”.

100%, en palabras de Paul Pope. Los que en alguna ocasión os hayáis dejado caer por esta bitácora, probablemente sabréis que el de Philadelphia es uno de mis autores preferidos, a quien tuve la oportunidad de entrevistar en febrero de 2009. Con motivo de la reciente publicación en España de la serie limitada del sello Vertigo, me animé a preparar un extenso artículo publicado esta misma mañana en Zona Negativa. Y lo cierto es que en poquísimas ocasiones he disfrutado tanto preparando un texto de estas caracterísiticas (si acaso, con las entradas dedicadas a All Star Superman, de Grant Morrison y Frank Quitely, y Una vida errante, de Yoshihiro Tatsumi). Como siempre, queda a vuestra disposición haciendo click sobre la imagen que ilustra esta entrada.

Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

Salón del Cómic de Barcelona 2010: recomendaciones

Estándar

A punto de coger el AVE, con destino a la Ciudad Condal, recupero el post publicado el pasado sábado en Zona Negativa

Un año más, llega el turno de echar un vistazo con detenimiento a las numerosas novedades que las editoriales patrias tienen previsto publicar, aprovechando el tirón implícito en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Entre los diferentes listados, suele aparecer más de un tebeo que llama nuestra atención de forma especial, de modo que resulta una tarea realmente ardua ajustar nuestro presupuesto al contenido de la “lista de la compra” que se va formando en nuestra cabeza.

Como viene siendo tradición, desde Zona Negativa nos hemos propuesto plasmar por escrito diferentes listas de recomendaciones, como las enunciadas el lunes, miércoles y viernes de esta semana, que hoy tienen continuidad con un nuevo post: género superheroico, terror, ciencia-ficción, libros de ilustraciones, miniseries, etapas que llegan a su fin, nuevas colecciones… Propuestas de lo más variado, que os invitamos a debatir en los comentarios, aunque antes toque pedir disculpas porque el título del post no se corresponda estrictamente con las líneas que siguen a continuación… Y es que pese a omitir novedades (Fábulas #14: El gran cruce de las fábulas, Batman: Cacofonía, Los 4 Fantásticos #29, Automatic Kafka, Cerebus) y reediciones (The Sandman, Bone) que suscitan mi interés, me resultó imposible continuar la criba hasta ceñirme a los 120 € presupuestados. Así que, sin más dilación, paso a comentar mi propuesta para…

Sobrevivir al Salón con 124,55 €


Marvel Gold: Estela Plateada, de Stan Lee y John Buscema; Panini Cómics; Libro encuadernado en cartoné, 560 págs., 39,95 €.

Comenzamos con todo un clásico, firmado por dos de los grandes autores del cómic americano: Stan Lee, uno de los padres del Universo Marvel, y el genial John Buscema, indiscutido referente para generaciones de dibujantes. Un equipo creativo de ensueño que en 1968 se unió con motivo del lanzamiento de la serie regular protagonizada por un personaje creado por el propio Lee y Jack Kirby, inicialmente concebido para ser empleado como secundario de Los 4 Fantásticos. “The Man” y “Big John” en todo su esplendor: un must have en toda regla, demostración de la bendita tendencia de las editoriales de recuperar grandes clásicos.

En esta ocasión nos encontramos con la recopilación de la colección original al completo (Silver Surfer #1-18) a lo que habría que sumar una serie de especiales (Fantastic Four Annual #5, Epic Illustrated #1 y Not Brand Ecch #13), perfectos para comprender al trágico Norrin Radd. Todo ello en una lujosa edición prevista para el pasado mes de abril que, debido a una errata, se ha pospuesto lo suficiente como para incluirla en esta lista.

Vertigo Voices Paul Pope: 100%, de Paul Pope; Planeta DeAgostini Cómics; Libro encuadernado en cartoné, 256 págs, 20,00 €.

En el caso de los tebeos firmados por Paul Pope, reconozco abiertamente que me resulta muy complicado mantener la compostura y contener el entusiasmo, para tratar de analizarlos con las dosis mínimas exigibles de rigurosidad. En mi opinión, se trata del historietista contemporáneo más sugerente, cuyas propuestas gráficas fusionan tradiciones aparentemente antitéticas, hasta conformar un estilo único e inimitable. Un grandísimo autor, que nos ha dejado con la boca abierta en numerosas ocasiones… ¡y lo que le queda por delante!

Salvando la excepción de Heavy Liquid (publicada en su momento por Norma Editorial), las editoriales españolas no parecían demasiado interesadas en ofrecernos las diferentes obras que integran su bibliografía. Afortunadamente, parece que dicha tendencia se está revirtiendo, de modo que tras Solo y Batman: Año 100, tenemos la oportunidad de disfrutar de uno de sus trabajos más interesantes: la miniserie 100%, realizada para el sello Vertigo de DC Comics. Un tebeo sumamente recomendable que, junto a las mentadas Heavy Liquid (que será reeditada por Planeta el próximo mes) y Batman: Año 100, fue concebida por el autor como parte de “una trilogía de historias de ciencia ficción ubicadas en un futuro cercano.”. Una propuesta perfecta para apaciguar la espera de sus inminentes Battling Boy, THB y Psychenauts.

Echo #1, de Terry Moore; Norma Editorial; Libro encuadernado en rústica, 224 págs., 16,00 €.

Lo diré sin rodeos: pocos, poquísimos tebeos han logrado engancharme tanto como Strangers in Paradise, serie a la que el norteamericano Terry Moore debe buena parte de su fama. Una obra adictiva que escapaba de la trillada calificación de slice of life para convertirse en una extrañísima y sorprendente mezcla: comedia, drama, thriller, género negro, parodia, acción, road movie… y melodrama (un melodrama que, para un lector que creció leyendo a los más inspirados Chris Claremont y Marv Wolfman, se echa mucho en dentro el mainstream contemporáneo).

Finalizada su gran obra, Moore compaginó un par de proyectos realizados para Marvel Comics –Spiderman loves Mary Jane y Runaways– con el desarrollo de su nueva creación, que narra las aventuras de Julie, joven fotógrafa que se ve envuelta en una sorprendente trama, con la Agencia de Seguridad Nacional y el Ejército de los Estados Unidos como actores. Conspiraciones, aventuras y la habitual destreza gráfica de este autor, en una vuelta de tuerca al género superheroico, con previsión de prolongarse durante una treintena de entregas. En palabras del autor: “una mezcla entre Strangers in Paradise y Expediente X. En plan violento.”. Sumamente recomendable y tremendamente adictiva. Tanto, que me permito la licencia de incluír en la lista esta novedad del mes de abril 😉

Zero, de Ken Niimura; Norma Editorial; Libro encuadernado en rústica con solapas troqueladas (edición firmada y numerada), 96 págs, 18,95 €.

De todas las obras plasmadas en esta personalísima selección, probablemente Zero es la que más chirría, por tratarse de un libro de ilustraciones en lugar de un cómic. Pero no he podido evitarlo: desde Qu4ttrocento 3, hasta Soy una matagigantes, pasando por Otras jaulas, Historias de Faerie 2, o sus aportaciones a revistas como Dos veces breve, o la siempre recomendable Barsowia, el trabajo de este autor no deja de sorprenderme. Por su elegancia, sensibilidad y su trazo en constante progresión, tan cargado de personalidad.

De modo que a la espera de nuevos proyectos, y con la estupenda historia de 8 páginas publicada en Amazing Spider-man #612 todavía en el recuerdo (guión de Joe Kelly, dibujo, color y rotulación de Niimura), llega el turno de este exclusivo libro gracias al cual “podemos disfrutar de su faceta de ilustrador, tanto para publicidad como persiguiendo objetivos más personales como fanarts.“.

Los muertos vivientes #10, de Robert Kirkman y Charlie Adlard; Planeta DeAgostini Cómics; Libro rústica, 144 págs., 7,50 €.

Ni la repetición de patrones argumentales, ni el regodeo ocasionalmente injustificado en lo escabroso, ni mis dudas acerca de que la voluntad de Kirkman de prolongar esta historia indefinidamente no termine afectando a su calidad… Ninguno de estos factores ha impedido que formule la enésima recomendación de esta serie, por ser de justicia reconocer las horas de gratificante lectura que me ha deparado la interminable road movie apocalíptica orquestada por Robert Kirkman, con Tony Moore y Charlie Adlard a los lápices.

A la espera de comprobar si la traslación a la pequeña pantalla de las desventuras de Rick Grimes y compañía (actualmente en pleno desarrollo) hace justicia al referente original, siempre es buen momento para animar a los indecisos ávidos de emociones fuertes: dadle una oportunidad a esta estupenda colección. No os arrepentiréis.

Pluto #7, de Naoki Urasawa; Planeta DeAgostini Cómics, Libro encuadernado en rústica con sobrecubiertas, págs., 7,95 €.

Era imprescindible la alusión a la penúltima entrega de esta serie, con diferencia, la que espero con más ansia de cuantas se están publicando en la actualidad. Concebida para conmemorar la fecha de nacimiento en la ficción del Astroboy de Osamu Tezuka (2003), Naoki Urasawa se las ingenió para trascender el mero homenaje y crear un tebeo trepidante, centrado en las pesquisas de Gesicht, detective de la Europol absorto en la resolución de una serie de asesinatos relacionados con robots.

Inspirándose en el universo de ficción de Tezuka, y echando mano de ideas y planteamientos dignos de Phillip K. Dick o Isaac Asimov, Urasawa firma un thriller marca de la casa, en el que, como ya hiciera en Monster o 20th Century Boys, se confirma como un habilísimo manipulador emocional, incomparable en la gestión de la tensión y el misterio. A punto de finalizar esta colección, y con las últimas entregas de la reedición de Monster llegando a las librerías especializadas, el panorama se presenta desolador para los seguidores de este genial mangaka. Esperemos que la publicación de Billy Bat no se demore demasiado…

The League of Extraordinary Gentlemen: Century (1910), de Alan Moore y Kevin O’Neill; Planeta DeAgostini Cómics; Libro rústica, 80 págs., 4,95 €.

La mera presencia de Alan Moore al frente de un proyecto basta para llamar la atención de buena parte del fandom. Si además cuentas con la colaboración de Kevin O’Neill, se trata de la continuación de las aventuras de esa suerte de “supergrupo” literario conocido como La Liga de los Hombre Extraordinarios, y se nos presenta una edición asequible, pocas excusas caben para no caer en la tentanción. Muchas ganas, pues, de conocer los derroteros por los que discurrirán las nuevas peripecias de Mina Murray, Allan Quatermain, Jekyll & Hyde, El Capitán Nemo y compañía.

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce, y en el haber de este tebeo es necesario anotar la imposibilidad de disfrutar de Black Dossier (arco que le antencede) y la necesidad de esperar hasta mediados de 2011 para poder leer su conclusión. De todos modos, imposible quitarle el cartel como una de las novedades más destacadas de cuantas se publican este mes: el bardo de Northampton se merece toda nuestra confianza. Compra segura.

La noche más oscura #1, de Geoff Johns e Iván Reis; Planeta DeAgostini Cómics; Cómic grapa, 64 págs., 3,95 €.

A punto he estado de omitir la primera entrega de La noche más oscura de esta lista, por tres razones: en primer lugar, por tratarse de un ejemplo paradigmádito del aspecto que más detesto del mainstrem contemporáneo, ésto es, la necesidad de concatenar un macroevento tras otro, sin solución de continuidad, sin desarollar a los personajes como es debido, sin tiempo de que éstos asimilen los sucesos acontecidos… y lo que es más importante, propiciando que la épica pierda su sentido e impacto, al conferirle carácter cotidiano. En segundo lugar, porque al igual que José, opino que a Geoff Johns se le está yendo la mano en el desarrollo de su particular trilogía: comenzó con buen pie con Green Lantern: Renacimiento, continúo con nota en La Guerra de los Sinestro Corps, pero da la sensación de que la trama global se está desarrollando de forma precipitada, sin tiempo para que los personajes “respiren”. Y en tercer y último lugar, porque bien se podría haber contado la misma historia en la mitad de páginas, y prescindiendo de la inmensa mayoría de los tie-in planteados.

Tras el desahogo plasmado en el párrafo anterior, decir que pese a todo, Johns sabe lo que se hace: no solo aúna talento y oficio, sino que además le acompaña Ivan Reis, uno de los mejores dibujantes del género. La saga no solo es divertida, sino también espectacular. Y, evidentemente, los sucesos narrados en esta saga afectarán al futuro más inminente del Universo DC. Se queda en la lista de la compra, pero en caso de duda, sería el primer descarte.

Ultimate Comics Spiderman #1, de Brian Michael Bendis y David Lafuente; Panini Cómics; Grapa formato Ultimate, 48 págs., 3,35 €.

Comienza la etapa de David Lafuente como dibujante regular de Ultimate Comics Spiderman, aprovechando el cambio de título de la colección. Suceder a Mark Bagley y Stuart Immonen no es tarea sencilla, pero el asturiano está rayando a un grandísimo nivel. Durante el pasado mes de febrero, David nos comentó lo siguiente acerca de este ilusionante encargo: “En un primer momento dudé, la verdad, por el volumen de trabajo que es hacer una colección mensual a lápiz y tinta. Más teniendo en cuenta que es una de Spider-Man, donde las historias transcurren en Nueva York y el reparto de personajes secundarios es muy extenso. Y sobre Bendis… es Steven Soderbergh. Trabaja en proyectos mainstream sin dejar de lados sus proyectos independientes y además apoya a autores nuevos como Jonathan Hickman o yo mismo. Esta filosofía me encanta, creo que es positiva a todos los niveles. La industria del cómic no es diferente de cualquier otra, necesita renovar talentos. Necesita nuevas visiones.“.

Divertidísima colección, en opinión de quien escribe estas líneas, el mejor trabajo del omnipresente Brian Michael Bendis desde su llegada a las grandes editoriales. Y con mucha diferencia…

Thor vol. 4 #26, de Joe Michael Straczynski y Marko Djurdjevic; Panini Cómics; Grapa , 24 págs., 1,95 €.

Y para finalizar, la última entrega de la etapa de Joe Michael Straczynski como guionista de Thor. Acompañado de un espectacular Oliver Coipel, JMS confirió al Dios del Trueno cotas de popularidad que no recordaban ni los más viejos del lugar, desarrollando una historia alejada del mundanal ruido del Universo Marvel. Finalmente, los peces gordos de La Casa de las Ideas se encargaron de demostrar que aquello de “¿para qué arreglar algo que no está estropeado?” no va con ellos, de modo que tomaron la decisión de que el siguiente macroevento de la editorial (Siege / Asedio) se desarrollaría en Asgard. Resultado: la renuncia de Strac.

Bien es cierto que en sus proyectos dentro del mundo del cómic, Straczynski muestra ciertos problemas con el ritmo y el mantenimiento del interés y calidad de sus historias (especialmente las desarrolladas dentro de series regulares), pero es una lástima que el creador de esa obra maestra titulada Babylon 5 no pueda continuar al frente de la colección a la que ha aportado una etapa para el recuerdo. Como es una lástima que en sus últimas entregas se haya tenido que conformar con un discretísimo Marko Djudjevic como dibujante, en lugar del habitual Coipel. Nos queda el consuelo de saber que Pasqual Ferry ha sido designado como nuevo dibujante, encargado de ilustrar los guiones de Matt Fraction.

Un saludo y hasta pronto! (eso espero)